Pregunte qué medicamentos debe tomar su hijo incluso el día de la cirugía.
En el día de la cirugía:

En la mayoría de los casos, su hijo no podrá beber ni comer de 4 a 6 horas antes de la
cirugía.
Dele a su hijo un pequeño sorbo de agua con cualquier medicamento que su médico le
haya recomendado.
Le dirán a qué hora debe llegar para la cirugía.
Después del procedimiento
Dependiendo de la cirugía que se realice, su hijo puede irse a su casa el mismo día o
permanecer en el hospital de 1 a 3 días inmediatamente después de la cirugía. La
hospitalización puede ser más prolongada si la cirugía también se realizó en los huesos.

El pie del niño debe mantenerse en una posición elevada. Los medicamentos pueden
ayudar a controlar el dolor.

A menudo, se revisará la piel alrededor del yeso del niño para ver si permanece rosado y
saludable. Del mismo modo, se revisarán los dedos de los pies para asegurarse de que
sean rosados ??y de que pueda moverse y sentirlos. Estos son signos de una circulación
adecuada.

El niño tendrá un yeso durante 6 a 12 semanas, que se puede cambiar varias veces. Antes
de que el niño salga del hospital, se le enseñará a cuidar el yeso.

Cuando se elimina el último yeso, probablemente se le recetará el uso de un dispositivo
ortopédico a su hijo y se lo puede derivar a fisioterapia. El terapeuta le enseñará
ejercicios para hacer con su hijo a fin de fortalecer el pie y confirmar que siga siendo
flexible.

Expectativas (pronóstico)
Después de recuperarse de la cirugía, el pie del niño estará en una mejor posición. El niño
debe poder llevar una vida activa y normal, incluidos los deportes, pero su pie puede
estar más tenso que un pie que no haya sido tratado con cirugía.

En la mayoría de los casos de pie equino varo, si solo se ve afectado un lado, el pie y la
pantorrilla del niño serán más pequeños de lo normal por el resto de sus vidas.

Los niños que se han sometido a una cirugía de pie zambo pueden necesitar otra cirugía
más adelante en la vida.